Convento de Cristo - Tomar

21-03-2018

O que hoje é conhecido como Convento de Cristo de Tomar é na realidade um conjunto de monumentos espalhados por mais de quarenta e cinco hectares englobando diferentes edificações construidas ao longo de sete séculos de história, onde se destacam o castelo medieval e a Charola templária, os claustros quatrocentistas, a igreja manuelina, o convento renascentista ou o aqueduto de pegões ! É quase uma cidade na margem direita do rio Nabão!

A fachada norte do convento de Cristo de Tomar foi construído sobre vestígios militares de épocas romana, visigoda e muçulmana. A primeira edificação medieval foi um castelo templário com uma capela no centro, a "Charola". Este monumento terá sido começado a ser construído em 1160 por ordem de D. Gualdim Pais, Mestre da Ordem dos Templários em Portugal, após uma doação feita pelo rei D. Afonso Henriques aos templários da vila de Tomar e das terras compreendidas até Santarém como forma de consolidar os territórios que haviam sido reconquistados aos Al-Ándalus e como parte de um sistema de fortificações entre os rios Tejo e Mondego.

Todo este imenso complexo pode ser dividido em 3 espaços com caracteristicas diferentes: O primeiro com as ruinas do castelo templário e a casa templária, parcialmente adaptada a palácio e convento por D. Henrique. A segunda  zona  o convento, con«m os seus cinco claustros com os respectivos dormitórios, refeitórios, cozinhas, scriptorium. Por ultimo os restantes espaços que eram utilizados pela "vida monástica".

Assim na primeira zona o Castelo Templário é um exemplo excepcional de arquitetura militar da época onde se destacam três muralhas que delimitavam uma primitiva cidade "intramuros" a Almedina, a zona interior com o pátio de armas, a zona habitacional dos cavaleiros templários, a Alcazaba, con uma torre de homenagem, e a Charola, capela templária símbolo do mundo medieval europeu, das cruzadas e da defesa da fé.

Este castelo é uma fortificação que incorpora soluções técnicas até este momento inéditas em Portugal e presumivelmente importadas do Médio Oriente, como o talude de reforço na base da muralha para manter à distância las máquinas de assalto e assim aumentar a segurança.

continuación se visita la iglesia. En origen solo fue la Charola, con una primera fase constructiva románica pero terminada ya en estilo gótico. Tiene planta de dieciséis lados con ventanas geminadas entre potentes contrafuertes exteriores y un tambor central octogonal con cubierta nervada que genera un deambulatorio cubierto con bóveda de cañón, la típica rotonda de la arquitectura templaria con varios ejemplos más en el resto de Europa y que toma como referencia el Santo Sepulcro, templo de los Cruzados y la primera iglesia que los Templarios custodiaron en Jerusalén, que se basó en la Mezquita de la Roca, construida en el siglo VII por arquitectos griegos en el solar que antes había ocupado el Templo de Salomón, que a su vez sigue el paradigma de la iglesia del Santo Sepulcro de Constantino, del 335. El remate almenado es un testimonio de su doble papel como lugar espiritual y bastión defensivo.

Concluída em 1190, a Charola era o oratório privativo dos Cavaleiros, no interior da fortaleza. A sua tipologia é comum das igrejas bizantinas, a qual volta a integrar o românico com o movimento das Cruzadas.

Mesmo que não seja apaixonado por história e religião, estou certo que a Charola do Convento de Cristo o impressionará. É algo único.

En el periodo del infante D. Henrique se produjo una primera alteración de la capilla templaria con la apertura en dos de los tramos occidentales de un coro o tribuna aprovechando el grosor de los muros.
Pero su mayor transformación comienza en 1515, cuando D. Manuel I encarga al arquitecto Diogo de Arruda, su conversión de templo románico en iglesia de planta longitudinal, para lo que fue necesario romper la muralla hacia el oeste.
Laantigua Charola fue transformada en capilla mayor mediante la apertura de un gran arco de triunfo apuntado y la adición de un nuevo cuerpo rectangular de tres tramos y dos alturas que aprovechan el desnivel del terreno. Se cambió el concepto al romper la centralidad pero sin acabar con la idea simbólica relacionada con el Santo Sepulcro.

El coro alto, con balaustrada de madera entre la que se intercalan cuatro balaustres de piedra taraceada, está iluminado mediante grandes vanos laterales ligeramente apuntados y óculo en el testero occidental y presenta cubierta de combados apoyada sobre ménsulas decoradas con elementos vegetales, ángeles, esferas armilares, escudos reales, cruces de la Orden... ya obra de Juan . La sillería original gótica, de Olivier de Gant, fue destruida durante la invasión francesa, hoy sustituida por otra del siglo XVIII con dos niveles de asientos procedente se la iglesia de Santa Joana de Lisboa.

O sotocoro, primero sacristía y después sala capitular, presenta una contundente bóveda de terceletes muy aplanada y está iluminado por dos ventanas, una al sur, parcialmente tapada por el posterior Claustro principal, y otra en el testero occidental, con profusa decoración exterior y conocida como "Janela do Capítulo" uno de los elementos paradigmáticos del convento.

Frente a la portada sur de la iglesia, a fines del siglo XV empezó a levantarse una nueva Casa do Capítulo, donde después se reunieron las Cortes convocadas por Felipe II en las que fue legitimado como rey de Portugal.

Verdadeiramente impressionante, com um jogo de luzes magnético, a Sacristia Filipina foi um daqueles locais onde o tempo quase parou. Sentei-me no chão, e fiquei calmamente a contemplar os deliciosos pormenores arquitetónicos, incluindo o teto profusamente trabalhado. E ainda não tinha sequer chegado à Charola.


n tiempos del Infante D. Henrique en la crujía oeste se ubicaba la Sala capitular, pero a fines del siglo XVI este ámbito se modificó para construir la Sacristía Nueva, obra de Francisco Lopes con portada encuadrada por pilastras dóricas y frontón. Es de planta rectangular, iluminada por vanos en sus testeros oriental y occidental y organizada mediante pilastras en estípite bajo entablamento dórico que sustenta una bóveda de cañon casetonada pintada con grutescos dorados, armas reales, esferas armilares y cruces de la Orden sobre fondo negro que responde a unas obras de unificación estilística en 1629, ya de época filipina.

El Claustro da Lavagem es de planta cuadrangular de dos pisos con cubierta de madera. El bajo, donde se encontraban las cocinas, los almacenes y las habitaciones de los criados, se organiza mediante petril, gruesos pilares y arcos apuntados.

La galería superior, donde estaban los dormitorios y desde donde se accede el Claustro do Cemitério, presenta antepecho macizo, columnas dobles de capitel único con decoración vegetal y arcos también apuntados. Los zócalos de azulejos de ambos claustros son ya del siglo XVI, de época manuelina.

l Claustro do Cemitério está adosado a la Charola y se levantó como ámbito procesional y panteón complementario del que la Orden tenía en la iglesia de Santa Maria do Olival. También tiene planta cuadrangular pero es más pequeño y con una única altura, al mismo nivel que la galería superior del Claustro da Lavagem, repitiendo similares arcos apuntados sobre columnas dobles, éstas más esbeltas y con capiteles individuales.

En la esquina sureste se ubica la Capela de São Jorge, que a fines del siglo XV, ya en el reinado de D. Manuel I, empezó a desempeñar funciones de sacristía hasta la construcción de la Sacristía nueva en la crujía oeste. Es de planta cuadrangular con bóveda de crucería y el testero occidental, en contacto con la iglesia, está ocupado por el arcosolio de los fundadores de la capilla en 1426, D. Vasco Gonçalves de Almeida y su mujer, D. Meça Lourenço, ayos del Infante D. Henrique 1426. Es un ámbito que pasa desapercibido porque en la actualidad aloja las taquillas de entrada al monumento.